Un blog de exploración de la cultura contemporánea a través de la moda, los estilos de vida y la sexualidad.

Un Miles Davis, por favor…

Un Miles Davis, por favor…

Tributos y honores a los personajes

Existen cientos de maneras de rendir tributo a una persona, desde hacerle una escultura a Dante Alighieri en la Piazza Santa Croce en su natal Florencia, Italia; hasta compartir en redes sociales una colección completa de más de cien “memes” sobre las actuaciones más emblemáticas de Leonardo Di Caprio.

Evidentemente hay ciertos homenajes que le hacen mayor justicia y honor al personaje, proporcional a su obra y legado .

Yo encuentro muy interesante el nombrar un platillo o trago de mixología haciendo referencia a alguna personalidad.

Porque es algo que no va ligado a la obra o del mismo, es decir ¿cómo una bebida puede representar la gran creatividad y capacidad de redacción intrigante de Arthur Conan Doyle?

Fue justo ese momento de curiosidad lo que me llevo a pensar que: para que el tributo hiciera cierto sentido para los seguidores y simpatizantes del artista, debería de contener ciertos sabores, aromas, consistencia y/o toques particulares que hagan referencia tanto a su obra, como a su personalidad, su manejo de emociones, trastornos, incluso a un breve pero distintivo pasaje de su vida.

Es decir, representar u homenajear a alguien con una pieza gastronómica es de verdad “para los fans”, quienes conocen a su ídolo además de por un par de libros que leyeron del mismo, sino por referencias que los más fieles y conocedores pudieran identificar.

Siendo que en nuestro planeta caminan o han caminado innumerables personalidades que son acreedores a homenajes, y que para mi fortuna disfruto mucho de la vida nocturna, en esta ocasión me gustaría compartirles un poco de lo que aprendí en esta “tortuosa” misión de fin de semana: ir a probar uno de estos tributos (si, un pretexto para ir por un trago) para así no solo compartirles los detalles de un grandioso lugar y un excelente “drink”, sino profundizar en la vida y obra del personaje, conociendo los pequeños detalles que llevaron a la creación del tributo.

 

Miles Davis : Genio

Para quienes aún no conocen a este artista, les cuento un poco acerca de él.

Miles Dewey Davis III, también conocido como Miles Davis, fue un jazzista y compositor estadounidense nacido el 26 de Mayo de 1926. Miles es uno de los principales exponentes e influyentes de la historia del jazz, con una carrera de casi sesenta años.

Además de haber colaborado con otras grandes figuras del género como John Coltrane, Charlie Parker, Gil Evans, entre otros; el prodigo trompetista ha sido influencia para muchos músicos, incluido el actor/jazzista británico Hugh Laurie.

Con un amplio portafolio musical con tintes muy profesionales y exactos, Davis es reconocido por su alta exigencia y perfección en sus grabaciones y ejecuciones, destacado por la seriedad y sobriedad en su música, pero con un poder y potencia que volvía intensas sus presentaciones en vivo.

Detrás del instrumento

Cuando uno escucha su música, pensaría que el solista es la persona más seria, educada, y gentil del mundo; por lo que su música transmite, pero paradójicamente, no.

Miles no hablaba mucho de su vida privada, incluso su vida privada es poco conocida (comparativamente hablando, para lo mucho que se sabe o se presume de tantos músicos).

Las personas cercanas a él coinciden en que era un “hijo de perra”. De acuerdo con su biógrafo, Quincy Troupe, Miles en el entorno social podía profanar de una manera tan explosiva y furiosa que podía doblar a cualquiera.

Su personalidad dual era muy particular, por un lado, se sentía muy orgulloso de ser afroamericano, pero por otro lado no quería ser confundido con “aquel músico alegre y sonriente de raza negra”, por lo que no permitía tener fotografías suyas sonriendo, y mucho menos publicadas.

Una de estas anécdotas acerca del comportamiento del trompetista fue en el año de 1987, durante una pasarela de modas en el club Tunnel en la ciudad de Nueva York, donde él y el mismo Andy Warhol participaron.

Andy vestía un atuendo oscuro, poco llamativo, mientras que Miles portaba una chaqueta amarilla estilo Michael Jackson, con una extravagante capa dorada con diseño de notas musicales sobre la tela. Incluso, en son de burla, Miles le decía a Warhol “Solo estás usando dos capas, ¿amigo?” Bueno, este evento fue un choque de egos y por supuesto que dio pie a muchos momentos memorables.

Andy tenía que sacarlo de sus sistema, y en su diario confesó:

Le hicieron un outfit a la medida de $5,000 dólares a Miles, con notas musicales doradas incrustadas y todo, y a mí no me hicieron nada, fueron muy crueles. Pudieron haberme hecho una mascada dorada o algo, así que parecía el hijastro pobre, y aparte dijeron que caminaba lento.

Durante el evento, mientras Miles caminaba y tocaba su trompeta, le gritó a Warhol frente a todo el público:

¡Andy, carga mi maldita capa!”

Total, que fue uno de esos encuentros épicos e irrepetibles.

 

Miles Davis y ANdy Warhol en el club Tunnel. Fotografía: Nathan Watt.

 

El famoso jazzista tenía efectivamente dos facetas muy identificables:

Su personalidad era complicada, incluso grosera dirían algunos.

Bob Belden, compositor y músico cercano a Davis comentaba que Miles era una persona con un carácter muy fuerte, un hombre malhablado y grosero, socialmente incómodo.

Belden una vez contaba :

Coltrane aprendió a trabajar y grabar con Miles, te embarcas en tres horas de sesión, y no te suicidas…

Y por el otro lado, Miles Davis fue un el elegante, preciso, e innovador trompetista, ícono del jazz y sinónimo de una ejecución perfecta.

Este gran artista ha sido reconocido por grandes gurús de la producción musical, así como otros músicos contemporáneos como uno de los mejores músicos de salón de la historia.

 

Reinventó el generó, reinventó el Manhattan

En esta ocasión, y siendo que soy fanático de la música, escogí un exquisito trago llamado “Miles Davis”, una simple pero divertida reinvención de un Manhattan, pero esta vez se reemplaza el whiskey con tequila premium, vermut, angostura, con un ligero, pero sabroso toque cítrico generado por un twist de mandarina servido dentro del mix.

Yo probé esta bebida de receta original en Casa Franca, uno de mis lugares favoritos en la Ciudad de México, ubicado en la colonia Roma.

Tengo un gran aprecio al bar por su bella selección musical, amplio calendario de presentaciones de Jazz & Blues, y su excelente gastronomía. Totalmente recomendable para salir con amigos para ir a conversar y relajarse al ritmo de estos grandiosos géneros, y quien sabe, quizá tengan la fortuna de conocer a esa persona especial en su vida (curiosamente yo ahí conocí a mi hermosa novia ¡No se pierdan la oportunidad de conocer este lugar!).

Esta mezcla tan característica de Davis es el rasgo principal de su trago homónimo.

El “Miles Davis” servido en Casa Franca, juega con las características del Manhattan: una bebida pensada como aperitivo, de personalidad relajada, de sabor maduro, elegante como una compleja escala musical; se mezcla con su nuevo ingrediente principal, el tequila: un destilado que acelera el ritmo cardíaco, que provoca cierto ese característico “ardor” que llaman algunos , con esa peculiar sensación caliente mientras pasa por la garganta y sube la temperatura del resto del cuerpo, su sabor fuerte , agudo , y que en su consumo social puede desatar una explosión intensa: divertida… o agresiva.

Fredy Moreno, bartender de Casa Franca, nos comenta que todas las creaciones originales del establecimiento hacen referencia a grandes músicos de Jazz, y que, aunque él no es el creador del Miles Davis, coincidimos que esta dualidad es una coincidencia interesante.

Miles es de mis músicos de jazz favoritos, les recomiendo la pieza “´Round Midnight”.

El trago es excelente, y visitar Casa Franca para probar este o cualquiera dentro de su oferta de mixología es un plan nocturno que no pueden perderse.

¿Qué bebidas referentes a un ícono han probado? ¿Qué recomiendan y en dónde?

¡Cuídense!

 

Miles Davis, Official Site: www.milesdavis.com/biography/

Dansby, Andrew ,“The two sides of Miles Davis”, Rolling Stone, EEUU, 2000 :

https://www.rollingstone.com/music/music-news/the-two-sides-of-miles-davis-205219/

Szwed, John “So What: The Life of Miles Davis”, Simon & Schuster Paperbacks, EEUU, 2004

Entrevista con Fredy Moreno, Bartender de Casa Franca, México, 20-10-2018

Fotografía :https://www.pinterest.com.mx/pin/61009769928754536/, 2018

Fer López
Fer López

Orgullosamente mexicano, todo un personaje tapatío, bajista y music junkie. No me invites a tu fiesta por compromiso, si voy. Mercadólogo y consultor comercial, gestor de labor social, apasionado de las personas. "Lo que hacemos en vida, hace eco en la eternidad"- Maximus. Twitter: @Ferxko Facebook: Fer López fernandolpmtz@gmail.com

No comments yet. Be the first one to leave a thought.
Leave a comment

Leave a Comment