Un blog de exploración de la cultura contemporánea a través de la moda, los estilos de vida y la sexualidad.

¿Poliamor o polifake? El ABC del amor libre

¿Poliamor o polifake? El ABC del amor libre

¿Alguna vez has escuchado el término poliamor? ¿Qué fue lo primero que te vino a la mente?

  • “Tener muchos amores”.  Anónimo, 35 años.
  •  “Una persona que se puede enamorar de muchas”.  Anónima, 53 años.
  • “Una relación de 3 o más personas”.  Anónimo, 24 años.
  • “Tener relaciones sexuales con más de una persona. Lo que no sé es… si es de una persona o los demás también estén de acuerdo con tener otra pareja sexual” Anónima, 32 años.

Empecemos por lo más simple. ¿Qué es el poliamor, entonces?

Se define como el posicionamiento político o filosófico frente la vida, que plantea la posibilidad de tener vínculos de pareja con más de una persona con el consentimiento de las personas involucradas, cuestionando los estereotipos de género y de las relaciones monógamas (Guerra & Ortega, 2015).

¿Cómo surgió todo esto? ¿Es algo que está de moda en esta época moderna y entre la generación millennial?

En realidad es un movimiento que tiene ya bastantes años, y solo por mencionar el siglo XX, a finales de los años sesenta y comienzos de los setenta, el movi­miento estudiantil y el feminista marcaron un punto de inflexión, aquí se rebelaron contra las estructuras familiares tal y como se entendían hasta aquel entonces (Beck-Gernsheim, 2003).

Seguro las personas que vivieron en esa época lo recordarán como algo realmente revolucionario; para muchos, controversial e inaceptable; para otros, un gran paso contra imposiciones sociales, morales y religiosas.

Habiendo aclarado (muy básicamente) de lo que implica una relación poliamorosa, considero también importante recalcar lo que NO es poliamor. Ya que también resulta sencillo confundirse y “ponerse la camiseta poliamorosa” llevando a cabo acciones que podrían llegar a lastimar a sus compañeros/as. Ejemplo:

él dice que es poliamoroso, pero no formaliza nada conmigo, ya tenemos 3 meses saliendo, pero en ocasiones se desaparece y no sé nada de él. Nunca hemos acordado como será nuestra relación. Y el otro día lo vi besando a otra chica”- Anónima, 33 años.

 

En esta situación, no estaríamos hablando de poliamor, sino de “polifake” es decir, es una “práctica poliamorosa” falsa, ya que no lleva a cabo los principios de esta práctica, aunque se autodefina como tal.

 

EL POLIAMOR SI ES:

 

·       La filosofía y práctica de amar a varias personas simultáneamente de forma no posesiva, honesta, responsable y ética (Martinez, 2013)

 

·       Vínculo serio, íntimo, romántico y cariñoso que una persona tiene con otra o con un grupo de personas, basados en acuerdos y compromisos

 

·       Puede implicar o no intimidad sexual

 

·       Existe lealtad y fidelidad hacia el resto de compañeros/as sentimentales

 

·       Existe igualdad en ambos géneros

 

·       Se elige conscientemente con cuantas personas se quiere estar involucrado/a

 

·       Se tiene claro que la/s pareja/s no son de su propiedad.

 

·       Existe igualdad sexual

 

·       Existe apertura a todas las orientaciones sexuales (opcional)

 

·       Se goza con la felicidad de la/s pareja/s

 

EL POLIAMOR NO ES:

 

·       Sinónimo de poligamia, establecida como sistema social en el que no todos los individuos tienen los mismos derechos, pues generalmente se favorece al género masculino (Martinez, 2013)

 

·       Tampoco la poliginia (un hombre casado con varias mujeres) ni la poliandria (una mujer casada con varios hombres) ya que no hay igualdad de géneros y por lo general no aparecen juntos en una misma sociedad

 

·       Relaciones extraconyugales o infidelidades, las cuales se viven frecuentemente con preocupación, engaño, vergüenza, culpabilidad, tristeza y rencor. Se relaciona en general con la traición.

 

·       Tener varias parejas sexuales, sin que éstas tengan el conocimiento de la situación.

 

·       Relaciones casuales, sin ningún tipo de acuerdos ni compromisos

 

·       Orgías

 

·       Swingers

 

 

A su vez, dentro de las relaciones poliamorosas pueden existir jerarquías o niveles de compromiso, como serían:

 

  • Relaciones primarias: la/s relación/es más cercanas y con la/s que existe mayor nivel de intimidad y compromiso, se suele tener un vínculo de matrimonio, de vivienda, económico y/o de hijos/as. Se tiene un plan a largo plazo.
  • Relaciones secundarias: relación cercana pero a la que no se le brinda la prioridad en cuanto a tiempo e intimidad. Existe generalmente un vínculo sexual y emocional pero no existe un plan o compromiso a largo plazo, o es más débil que el que se tiene en la relación primaria.
  • Relaciones terciarias: se tiene un vínculo emocional y/o sexual esporádico, así como comunicación, aunque por lo general no existe continuidad en la relación o frecuencia de encuentros.

 

Es importante aclarar que en todas ellas existió previamente el acuerdo, donde cada parte está consiente de este rol, y no “se dio por entendido”.

Dentro de los acuerdos que pueden existir en una relación poliamorosa se encuentra la polifidelity o polifidelidad, consiste en grupos de tres o más compañeros/as que se consideran a sí mismos como casados los unos con los otros. Son sexualmente exclusivos, es decir, no mantienen prácticas sexuales fuera del grupo.

Normalmente viven juntos en un único hogar y comparten sus vidas y recursos como lo hacen las parejas casadas.

En este tipo de relaciones poliamorosas puede haber múltiples combinaciones de hombres, mujeres y orientaciones sexuales (Martínez, 2013). Pero como lo hemos estado mencionando, los acuerdos que se establezcan entre las personas pueden ser tan diversos como infinitos.

 

Los(as) poliamorosos(as) afirman hacer un constante cuestionamiento a la monogamia tradicional y a las estructuras de poder que se derivan de los roles de género establecidos, se toma el concepto de igualdad como base para la transformación social que se pretende vivenciar en las relaciones poliamorosas para modificar el contexto histórico de opresión, principalmente de la mujer. (Guerra & Ortega, 2015).

 

¿Qué tienen en común una relación poliamorosa y una “relación monógama tradicional”?

 

  • Se basa en los principios de honestidad, confianza, respeto, comunicación y dignidad
  • Se busca que la comunicación y la negociación sean la base para evitar posibles malos entendimientos y molestias.
  • Se busca la estabilidad y el apoyo emocional

 

En eso estamos en el mismo canal, y tenemos más cosas en común unos y otros de lo que habíamos pensado, ¿cierto?

 

Un término básico en la filosofía del poliamor es la comprensión, ellos/as lo explican como la utopía de una persona que no siente celos cuando su pareja está con alguien más (sexual o sentimentalmente). Plantea la posibilidad de sentirse feliz porque el otro es feliz (Guerra & Ortega, 2015) y existe un sentimiento de deleite por que la o las personas que amas, son amadas y aman a su vez.

 

El objetivo no es tener múltiples parejas sexuales, sino construir relaciones estables, amorosas y de respeto.

Es un hecho que no existe un modelo de familia único y preestablecido, sino que las posibilidades son diversas y están expuestas a numerosos cambios a lo largo del tiempo, por lo que la familia no debe entenderse como algo estático, sino que es algo dinámico y en un proceso de continua evolución. (Martínez, 2013)

Esto incluye a todo lo que podría generar movimiento en la familia, como una separación, una nueva unión, un nuevo integrante a la familia como un hijo/a u otra persona, el fallecimiento de un integrante, y un largo etcétera.

Entonces, todos y todas hemos experimentado al menos uno de estos cambios en la dinámica familiar. Y la filosofía del poliamor se une al naturalizar estos cambios, adecuándolo al contexto más favorecedor.

 

Mucho se habla también de que las relaciones de pareja actualmente han perdido muchos valores, entre ellos el compromiso, donde las parejas prefieren no contraer matrimonio por evitar el fracaso (divorcio), porque es más fácil vivir sin un “papel que los ate”, porque “que dure lo que tenga que durar” es la filosofía.

Dentro de estas críticas se incluye el poliamor donde se piensa que sólo se toma en cuenta el placer propio (yo, y luego yo, y después yo) o sólo el placer sexual.

Lluís Flaquer Vilardebò prefiere hablar de individualiza­ción, y no de individualismo, al referirse a este proceso que está experimentando la familia.

Lo importante es que el ser humano busca siempre su felicidad y estabilidad emocional, sentirse querido, protegido y respetado.

Los términos para llegar a este fin, son definitivamente muy variados, pero es importante respetarlos todos (comprenderlos o conocerlos al 100% es opcional, pero lo que no es opcional es agredir o lastimar al prójimo por llevar a cabo prácticas con las que no se están de acuerdo o, peor aún, cuando se desconocen).

El concebir a la familia y las relaciones de pareja como un proceso en evolución constante, puede generar incomodidad en algunas personas, y está bien.

Es importante mencionar que no todos y todas tenemos que caber en un concepto o práctica. Y considero que lo más importante (aplica para todo) es tener muchas preguntas, investigar, y ya con el conocimiento en mano, decidir si algo te gusta o no. Así se evitarían muchas sorpresas, disgustos y abusos.

 

¿Aprendiste algo nuevo el día de hoy? ¿Te surgieron más dudas que las que tenías al inicio? ¿Conoces más tipos de relaciones amorosas? ¿Te gustaría saber más sobre este u otro tema? Se agradece cualquier comentario o aportación =)

 

 

 

BIBLIOGRAFÍA:

 

Beck-Gernsheim, Elisabeth (2003) La reinvención de la familia, En busca de nuevas formas de convivencia, Ediciones Paidós Ibérica, España, p. 11.

 

Flaquer Vilardebò, Lluís (1998) El destino de la familia, Edit. Ariel, p. 177-199.

 

Guerra Cristobal, Lorena & Ortega López, Sandra (2015) Poliamor en la vida cotidiana. Construcción ideológica y subjetividad. Diversidad Sexual, Derechos Sexuales y Reproductivos. Año 1, Vol. 1 enero-diciembre, p. 373-393

 

Martínez Torío, Alejandro (2013) El Poliamor A Debate. Revista Catalana de Dret Privat [Societat Catalana d’Estudis Jurídics], vol. 17 (2017), p. 75-104, ISSN (ed. impresa): 1695-5633 / ISSN (ed. digital): http://revistes.iec.cat/index.php/RCDP / DOI: 10.2436/20.3004.02.97 Universitat Autònoma de Barcelona, España

 

 

Livier López
Livier López

Psicóloga y sexóloga, egresada de la Universidad de Guadalajara. Psicoterapeuta sexual. Ecléctica y curiosa de la vida en general. Twitter: @SexologaLL Contacto, asesoría y consulta: 55 -88138803 Correo: livier.lopez00@gmail.com

No comments yet. Be the first one to leave a thought.
Leave a comment

Leave a Comment