Un blog de exploración de la cultura contemporánea a través de la moda, los estilos de vida y la sexualidad.

Mamás millenial’s. Tres proyecciones en torno a la lactancia materna

Mamás millenial’s. Tres proyecciones en torno a la lactancia materna

La lactancia materna es un tema clave en el tema de la seguridad alimentaria, el combate a la desnutrición y la disminución de la mortalidad infantil. No obstante, este no es el aspecto sobre el cual quiero conversar hoy.

Quizá no sea tan explícito el porqué de las relaciones entre el cubrimiento o desnudez del cuerpo y sus representaciones en un post sobre la lactancia materna, sin embargo, están estrechamente relacionados.

Aunque personalmente no he decidido convertirme en madre, quiero compartirles tres imágenes sobre el cómo los millenials y las nuevas generaciones estamos contribuyendo –en uno u otro sentido, a la generación de proyecciones sobre el cuerpo de las mujeres durante la lactancia.

La lactancia materna y el cubrimiento del cuerpo.

Otra de las formas de shaming que existe en trono al cuerpo de las mujeres es la que surge cuando las madres deben amamantar a sus hijos en un contexto público.

La censura que recae sobre los pezones femeninos y que ha sido abordada por movimientos como Free the nipple, tienen un mensaje importante que ofrecer acerca de cómo las mujeres vivimos nuestros cuerpos. Y pese a que los senos de las mujeres son utilizados de manera ordinaria para vender cualquier cantidad de productos, ese uso construido, no es el propósito por el que las y los mamíferos poseen…. mamas.

Una cuenta de Instagram.

El arte y las representaciones de la lactancia materna son el foco de la cuenta de Breastfeeding art, un proyecto bellísimo, desarrollado por Leigh Pennebaker a principios de 2017, y que tiene como medios a las playaformas de Instagram y Facebook.

Su objetivo es la recopilación de imágenes de piezas artísticas que muestran la forma en la que la lactancia ha sido vista a lo largo del tiempo y en diferentes sociedades.

Leigh señala que “las mujeres lactantes en particular, han sido celebradas, honradas y deificadas en el arte a lo largo de la historia humana”.

Además, destaca la abundancia de la iconografía de la Madonna Lactante (Nursing Madonna) así como representaciones anteriores de diosas lactantes como Isis. Dense una vuelta por ahí que vale mucho la pena.

 

Por otro lado, tags como #brealfie reúnen imágenes cotidianas que buscan naturalizar la lactancia materna, en él confluyen imágenes de mujeres de todo el mundo, desde las más ‘normalitas’ como yo, hasta celebridades hollywoodenses.

Un derecho humano

Un punto importante por el cual las mujeres cambian pronto a la leche de fórmula es la gran ausencia de lactarios en los espacios de trabajo.

En nuestro país, la lactancia materna está reconocida como un Derecho Humano.Es por ello que es motivo de festejo que quienes así lo desean puedan sentirse cómodas para amamantar y que podamos dar pasos hacia la consolidación de espacios de convivencia libres de prejuicios y de riesgos de un linchamiento social.

Una vez concluido el periodo de licencia de maternidad, en México y durante los primeros seis meses de vida del bebé, las mujeres trabajadoras tienen derecho a una hora de pausa, repartida en dos periodos de treinta minutos, para amamantar durante la jornada laboral, hora que no debe descontarse de su salario.

No debemos dejar de señalar que  para quienes no se sientan cómodas descubriendo esta parte de su cuerpo en público –partiendo del hecho de que ninguna está obligada a hacerlo… porque #respect

Además, la CDMX, se convirtió en la primera entidad del país en proteger a las mujeres que amamantan. A finales de 2016, la Asamblea Legislativa de la Ciudad de México aprobó una reforma a la Ley de Cultura Cívica, estableciendo una sanción de hasta 36 horas de arresto a quien condicione, insulte o intimide a una mujer lactante en vías y espacios públicos. [1]

 

Por otra parte, la formación de grupos de apoyo a través de Facebook constituyen una forma importante para reclamar el uso del espacio público para las madres lactantes tanto en la CDMX, como en entidades donde la lactancia no está protegida .

El pasado sábado 4 de agosto se organizaron tetadas masivas en diferentes ciudades de nuestro país como Guadalajara, Yucatán, Nuevo León, etc.

 

Una serie.

La nueva serie de Netflix The Letdown, es una dramedy que ofrece una perspectiva compleja y agridulce sobre los traspiés de ser madre en la actualidad. Teniendo como punto de partida de un grupo de apoyo para padres, la serie  muestra los obstáculos a los que se enfrentan sus protagonistas con la llegada a casa del nuevo bebé.

Además, resulta muy emocionante ver cómo cada día hay mujeres que involucran y son apoyadas por sus parejas masculinas en el proceso de la lactancia.

A lo largo de los episodios pueden verse expresiones sutiles de cómo las parejas masculinas se involucran o se ausentan en mayor o menor grado, de la crianza de los hijos, siendo importante para ello las brechas generacionales.

 

 

Un video musical.

Por último. El problema de la permanencia del tabú en torno a este acto que debiera ser tan natural como la vida misma, se alimenta de la suposición de que las mujeres única y exclusivamente usan sus senos de manera consciente y deliberada para la gratificación erótica masculina.

Videos musicales como el ya conocido Milkshake de Kelly, o el más reciente MILF money de Fergie, han sido criticados por contribuir a fundir un visón sexualizada de la lactancia.

Aunque la intención de Fergie pudiera ser bien intencionada.  Se dice que la cantante trataba de fortalecer la imagen de una mujer, madre, fuerte, independiente, sexy, y que sigue siendo sexualmente deseable después de convertirse en madre, el video, en el que aparecen celebridades como Kim Kardashian, Chrissy Teigen y Alessandra Ambrosio, termina por forjar en el espectador una erotización del acto de amamantar.

¿En dónde trazamos la línea entre lo erótico y lo natural?….

 

 

 

[1] El Convenio sobre la Protección de la Maternidad de la Organización Internacional del Trabajo (Convenio 183 de la OIT), establece en su artículo 10 que: a) La mujer tiene derecho a una o varias interrupciones por día o una reducción diaria del tiempo de trabajo para la lactancia de su hijo. b) Estas interrrupciones o la reducción diaria del tiempo de trabajo deben contabilizarse como tiempo de trabajo y remunerarse en consecuencia.

 

Pamela Crespo
Pamela Crespo

Una taza de café, una buena canción o una charla con amigos me hacen el día. Apasionada de las letras, la cultura, entusiasta del make up y la moda. Tengo experiencia en temas relacionados a la mujer y el género que me gusta infundir en mis contenidos.

No comments yet. Be the first one to leave a thought.
Leave a comment

Leave a Comment