Un blog de exploración de la cultura contemporánea a través de la moda, los estilos de vida y la sexualidad.

2.55 – Decodificando un Chanel. La historia detrás del ícono.

2.55 – Decodificando un Chanel. La historia detrás del ícono.

Si eres como yo, probablemente no tienes el dinero para comprar una bolsa de diseñador y estas muy lejos de conseguirte un closet como el de las Kardashian, Charlotte Casiraghi u Olivia Palermo. Simplemente tu presupuesto no te lo permite. Pero estas aquí, porque como yo, eres una amante de la moda, y te decidiste a leer este post porque tu alma tiene un destellito de snob de la indumentaria humana.

A través de las innumerables pics de celebs, influencers y bloggeras de moda, hay un artículo, que desde hace décadas permanece como un icono.

El bolso Chanel 2.55 se ha consagrado como un clásico de los guardarropas más nice -yo todavía no renuncio al sueño de comprarme el mío, pues esta it bag, tiene una fascinante historia detrás de su creación, que por supuesto, inicia con su creadora Gabrielle Chanel.

Si hay un elemento que distinguió a Gabrielle Chanel de sus contemporáneos fue su rebeldía, su búsqueda por la practicidad y la libertad, que imprimiría en cada uno de sus diseños.

Las primeras boutiques de Chanel surgieron en el contexto de la guerra -y como ya sabemos, este momento fue un parteaguas pues incorporó a las mujeres al trabajo remunerado – fuera de casa.

Estas mujeres necesitaban ropa cómoda y Gabrielle misma –una trabajadora desde muy joven, apostó por prendas que permitieran a las mujeres moverse con facilidad, optó por la comodidad de unos pantalones y dejó de lado los corsés, los aigrettes, y los minúsculos bolsos de mano y las faldas hobble de los años veinte. Es así que entró en escena la shoulder bag de Chanel en febrero de 1955: 02/55

 

El 2.55, liberó las manos de las mujeres. Su distintiva cadena metalizada y el acolchado tipo jockey, de los ayudantes en las caballerizas reflejan el amor de Coco por montar a caballo. Los colores son un recuerdo de su crianza en un convento, el uso del negro se debe al hábito de las monjas, y el rojo borgoña, al color de su uniforme.

En su versión original era de 20 centímetros, y aunque se considera que su diseño es totalmente artesanal, el bolso no es cosido a mano en su totalidad, y son hechos en un pueblo a las afueras de París. Los compartimientos del bolso también cuentan una historia apasionante, pues se dice que Chanel quería crear un pequeño compartimiento interior ‘secreto’ – con cremallera, en el que guardaría las cartas de su amantes, independiente de otro compartimiento abierto, donde pudiese colocar el dinero.

Aunque Coco nunca se casó, el cierre giratorio original, reemplazado en los 80 por las CC entrelazadas de Karl Lagerfeld, fue llamado mademoiselle, sin embargo hay quienes consideran que la segunda C se debe a su gran amor: Boy Capel, quien murió en un accidente de carreras.

 

Baudot señala que para Chanel fue difícil el regreso tras la guerra, especialmente después del éxito de diseñadores como Dior, Balenciaga y Balmain, quienes recuperaban el lujo extremo al vestir y a una mujer ‘aprincesada’. Por lo cual, cómo él le llama – la Chanel No.4., resurgió como el Fenix y el 2.55 fue una pieza fundamental.

A year after her legendary comeback, the great Coco, now restored to her old reputation, reconquered the rest of her empire. Soft jackets with no interlining, wonderfully managed sleeves, silk blouses, gold chains, wrap-over skirts, quilted shoulder bags leaving the hands free, flat shoes with a bar across and a black toe to shorten the foot, jewel-like buttons on jackets and false buttons cascading down the front of the garment … plus a thousand other original ideas which have today been eagerly adopted by the general public. The ‘Chanel Look’, as it was christened by the English-speaking press, swept across both sides of the Atlantic. It was a landslide victory.” [1]

Debido a la popularidad del bolso, el emporio Chanel lanzó una colección entera de bolsos en seis tamaños y colores diferentes, con cuero entrelazado a lo largo de la cadena y el cierre mademoiselle. La reedición es una reproducción del original con cadena totalmente metalizada y el seguro giratorio sencillo.

El 2.55 ha sido reinventado una y otra vez temporada tras temporada, un sin fin de colores y materiales han seguido el diseño inicial de este ícono. Los sitios de subasta de bolsos señalan que estos conservan o aumentan su valor hasta en 70%, debido probablemente a que -a diferencia de marcas que ahora los hacen en Asia, Chanel los sigue manufacturando en Francia o Italia.

Debido a los impuestos Europa continúa siendo el lugar donde el precio de un bolso Chanel es un poco más bajo.

Y bueno, lo mejor para el último…

 

“Fashion becomes unfashionable, Style, NEVER”

Gabrielle Chanel

[1] Baudot, Francois (1996). Chanel. Universe of Fashion. London- ParisThames and Hudson.

Vaughan, Hal (2011). Sleeping with the enemy: Coco Chanel’s secret war . New York: Knopf.

 

Pamela Crespo
Pamela Crespo

Una taza de café, una buena canción o una charla con amigos me hacen el día. Apasionada de las letras, la cultura, entusiasta del make up y la moda. Tengo experiencia en temas relacionados a la mujer y el género que me gusta infundir en mis contenidos.

No comments yet. Be the first one to leave a thought.
Leave a comment

Leave a Comment